domingo, 24 de mayo de 2009

Kant: Was ist Aufklärung? (¿Qué es Ilustración?)

El sacerdote protestante Johann Friedrich Zöllner no podía imaginar, cuando lanzaba alegatos contra la Ilustración en la Berlinische Monatschrift de diciembre de 1783, afirmando que ni siquiera había una definición de 'Ilustración' y preguntándose desafiante “Was ist Aufklärung?” (¿Qué es la Ilustración?), que recibiría, primero en la edición de septiembre de 1784 de la misma revista, la respuesta de Moses Mendelssohn, y en diciembre del mismo año, la de Kant, quien tomó prestada para la Ilustración la famosa divisa de Horacio: Sapere aude! (¡Atrévete a saber!).
Desde entonces, muchas veces se ha puesto en cuestión el proyecto ilustrado, así sucede igualmente en la actualidad, y algunos creen que incluso ha sido rebasado o superado. Pero, por mucho que se reitere esa crítica, cada vez que leo el texto de Kant sigo pensando que estamos todavía lejos de alcanzar el proyecto que en él se formula. Comprendo que haya gente interesada en ser la guía de otros, interesada en que otros no piensen por sí mismos, comprendo incluso que algunos digan a los más que no es bueno pensar por sí mismos, o que incluso traten de someter o aislar a quien piensa “demasiado” por sí mismo. Lo comprendo porque profesan un modo particular de cultivar sus intereses individuales. En cierto modo todos ellos están retratados por Kant, y es justamente contra ese modo de ver el mundo contra el que se lanza su proyecto ilustrado.
No creo que sea necesario detallar ningún análisis para que el texto pueda ser comprendido por cualquier lector. Me parece, no obstante, relevante la posición kantiana de que la incapacidad de pensar por uno mismo es culpable. Y me pregunto cuántos de los que actualmente son considerados como líderes lo son precisamente porque aquellos a quienes lideran prefieren la pereza o la comodidad de no pensar por sí mismos.

He aquí un fragmento con los primeros párrafos del artículo de Kant, tal y como fue publicado en la Berlinische Monatschrift:


RESPUESTA A LA PREGUNTA: ¿QUÉ ES ILUSTRACIÓN?

  • "ILUSTRACIÓN es la salida del ser humano de su autoculpable minoría de edad. Minoría de edad es la incapacidad de valerse de su entendimiento sin la dirección de otro. Esa minoría de edad es autoculpable cuando la causa de la misma no reside en una carencia del entendimiento sino en una falta de decisión y de valentía que le hacen no valerse por sí mismo sin la dirección de otro. Sapere aude! ¡Ten la valentía de valerte de tu propio entendimiento!, es por lo tanto el lema de la Ilustración.
  • Pereza y cobardía son las causas de por qué una tan gran parte de seres humanos, después de que desde hace largo tiempo la naturaleza les absolviera de la dirección de otros [A482] (naturaliter maiorennes), no obstante permanecen con gusto en la minoría de edad a lo largo de su vida; y de por qué a otros se les hace tan fácil erigirse como sus tutores. Es tan cómodo ser menor de edad. Si tengo un libro que tiene entendimiento por mí, un pastor de almas que tiene conciencia por mí, un médico que decide la dieta por mí, etc., entonces ya no necesito molestarme yo mismo. No tengo necesidad de pensar si simplemente puedo pagar; otros asumirán por mí el fastidioso asunto. De que para la amplia mayor parte de los seres humanos (entre ellos todo el sexo bello) el paso a la mayoría de edad, además de fatigoso, se tenga por muy peligroso, se ocupan los respectivos tutores que amablemente se han hecho cargo de la supervisión de aquellos. Después de que, en primer lugar, han atontado a sus animales domésticos y, cuidadosamente, impedido que esas pacíficas criaturas pudieran intentar dar siquiera un paso fuera de los tutelados, en los que las encerraron, posteriormente les muestran el peligro que les acecha si tratan de ir solas. Ahora bien, aunque ese peligro en verdad no es precisamente tan grande, pues aún con algunas caídas finalmente habrían aprendido a caminar, una sola muestra de ese estilo bien que aleja por lo común al tímido y asustado de todo sucesivo intento.
  • Por lo tanto, para cualquier ser humano individual es difícil salir de la minoría de edad [A483] que casi se ha convertido en su naturaleza. Incluso le tiene aprecio y, por el momento, es realmente incapaz de valerse de su propio entendimiento porque nunca se le permitió intentarlo. Estatutos y fórmulas, herramientas mecánicas para un uso racional o, más bien, un abuso de sus dotes naturales, son los grilletes para una sempiterna minoría de edad. Tampoco quien los desprendiese podría a pesar de todo dar siquiera un salto inseguro sobre el foso más angosto, porque no está acostumbrado a un movimiento libre de ese estilo. Por eso sólo hay pocos que han logrado, mediante el trabajo propio sobre su espíritu, salirse de la minoría de edad y todavía acometer una marcha segura.
  • Pero que un público se ilustre a sí mismo es más bien posible, y así es casi indefectiblemente con sólo dejarle libertad. Pues siempre encontraremos a algunos que piensan por sí mismos, incluso entre los tutores introducidos en la gran manada, los cuales tras haberse desprendido ellos mismos del yugo de la minoría de edad, extenderán alrededor de sí el espíritu de la estima racional del valor propio y la vocación de cada ser humano a pensar por sí mismo. En este sentido es peculiar que el público, que anteriormente había sido conducido por aquellos bajo aquel yugo, acto seguido les obliga a ellos mismos a permanecer abajo, si fueron incitados [A484] por algunos de sus tutores que son ellos mismos incapaces de toda ilustración. Sembrar prejuicios es tan dañino porque terminan vengándose de aquellos mismos que han sido los autores o sus predecesores. Por eso un público solo puede lograr lentamente la Ilustración. Mediante una revolución bien puede quizás llegar la caída del despotismo personal y de la opresión codiciosa o dominadora, pero nunca surgirá la reforma verdadera de la manera de pensar, sino que llegarán nuevos prejuicios que, tanto como los viejos, servirán como riendas de la gran manada sin pensamientos. [...]"
    © Ricardo Pesado de esta versión en español.

Kant, Immanuel. "Beantwortung der Frage: Was ist Aufklärung?" Berlinische Monatschrift, diciembre 1784: págs 481-494.


1 comentario:

  1. Gracias por la ayuda, me sirvió bastante.
    Es bueno que hayan esta clase de blogs y no solo aquellos que sirven para nada o muy poco.
    Saludos desde Valparaíso.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario. En breve será publicado.
Thanks for your comment. It will be published as soon as possible.